El origen de la Navidad

El origen de la Navidad

El origen de la Navidad

Lo reconozco, no me gusta la Navidad (cierto es que no llego a ser el Grinch), pero dado que mi carácter me impulsa a encontrar siempre al menos un motivo para que algo que no me gusta acabe gustándome, he investigado sobre el tema. Obviamente, primero he hecho mi recorrido interior para entender porqué no me gustan estos días (te lo cuento otro día). A continuación he indagado para entender qué significado tiene esta fecha, en memoria de quién (o de qué) celebramos esta fiesta. 

Tras una búsqueda incesante, descubrí algo curioso que me hizo explotar la cabeza. Te lo cuento a continuación. 

¿Conoces el verdadero origen de la Navidad?

Para entender bien el tema, tuve que remontarme muy atrás en el tiempo y llegué a las culturas antiguas, incluso a la mitología. Solo así logré entender lo que estaba buscando. 

Me encontré con que Horus, el Dios Sol de Egipto de alrededor del 3000 a.C. y su vida son una serie de mitos alegóricos que involucran el movimiento del sol en el cielo. De los antiguos jeroglíficos en Egipto, sabemos mucho de este Mesías solar. Por ejemplo, Horus, siendo el Sol o la luz, tenía un enemigo conocido como Set y Set era la personificación de la oscuridad o noche y, metafóricamente hablando, todas las mañanas Horus ganaba la batalla contra Set. Mientras que en la noche Set conquistaría a Horus y lo enviaría al inframundo.

Es importante tener en cuenta que la oscuridad contra la luz o el bien contra el mal, es una de las más omnipresentes dualidades mitológicas jamás conocida y todavía se expresa en muchos niveles en la actualidad.  

A grandes rasgos la historia de Horus es la siguiente:

Se dice que Horus nació el 25 de diciembre de la Virgen Isis-Meri. Su nacimiento fue acompañado por una estrella en el este y al nacer fue adorado por tres reyes. A la edad de 12 años fue un niño pródigo maestro, a los 30 años fue bautizado por una figura conocida como Anup. 

Horus tenía 12 discípulos con los que viajaba realizando milagros como curar a los enfermos y caminar sobre el agua. Horus era conocido por muchos nombres demostrativos como “La verdad, El buen pastor, El cordero de Dios” y muchos otros. Después de ser traicionado por Typhon, Horus fue crucificado, enterrado y a los tres días resucitó. 

Estos atributos de Horus, originales o no, he descubierto que permanecen en varias culturas del mundo, muchos otros dioses tienen la misma estructura mitológica.

Attis de Frigia nacida de la Virgen Nana el 25 de diciembre crucificada, sepultada y después de tres días resucitó. 

Krishna de la India nacido de la Virgen Devaki con una estrella en el este señalando su llegada. Hizo milagros con sus discípulos y tras su muerte resucitó. 

Dionisio de Grecia, nacido de una virgen el 25 de diciembre era un profesor viajero que realizaba milagros como convertir el agua en vino. Se le conoció como “el Rey de Reyes, el único hijo engendrado de Dios, el Alfa y Omega” y muchos otros, y tras su muerte resucitó. 

Mitra de Persia, nacido de una virgen el 25 de diciembre, tuvo 12 discípulos y realizó milagros y tras su muerte fue enterrado durante tres días y luego, resucitó. También se lo conoció como “La verdad, La Luz” y muchos otros. Algo interesante es que, el día sagrado de adoración de Mitra era el domingo. 

El hecho es que hay numerosos salvadores de distintos períodos en todo el mundo, que se adhieren a estas características. 

La pregunta es: ¿por qué estos atributos? ¿Por qué el nacimiento de una virgen el 25 de diciembre? ¿Por qué mueren durante tres días y después resucitan? ¿Por qué doce discípulos o seguidores? 

Para averiguarlo, examinemos el más reciente de los mesías solares. 

Jesucristo nació de la Virgen María el 25 de diciembre en Belén. Su nacimiento fue anunciado por una estrella del este que tres reyes o magos siguieron para encontrar y adorar al nuevo salvador. Era un maestro a los doce años, a la edad de 30 fue bautizado por Juan el Bautista.  

Jesús tenía 12 discípulos con los que viajó realizando milagros como sanar a los enfermos, caminar sobre el agua, resucitar a los muertos… También fue conocido como “Rey de Reyes, el Hijo de Dios, la Luz del Mundo, el Alfa y Omega, del Cordero de Dios” y muchos otros. Después de ser traicionado por su discípulo Judas y vendido por treinta piezas de plata, fue crucificado y enterrado, y después de tres días resucitó y ascendió al cielo. 

La secuencia de nacimiento es completamente astrológica. 

La estrella en el este es Sirio, la estrella más brillante en el cielo nocturno, que el 24 de diciembre se alinea con las tres estrellas más brillantes en el cinturón de Orión. Estas tres brillantes estrellas hoy se llaman como se llamaban en la antigüedad: Los Tres Reyes. Y los tres reyes y la estrella más brillante, Sirio apuntan todas al lugar de la salida del sol, el 25 de diciembre. Es por esto que los tres reyes “siguen” la estrella en el Este para localizar la salida del Sol. El nacimiento del Sol.

La Virgen María es la constelación de Virgo, también conocida como Virgo, la virgen. Virgo en latín significa virgen. A Virgo se la conoce como La Casa del Pan y la representación de Virgo es una virgen sosteniendo una gavilla de trigo. Esta casa del pan y su símbolo del trigo representan agosto y septiembre, la época de la cosecha. A su vez Belén de hecho, es la traducción literal de La Casa del Pan. Belén es por tanto una referencia a la constelación de Virgo, un lugar en el cielo, no en la tierra. 

Hay otro fenómeno muy interesante que ocurre alrededor del 25 de diciembre, o en el solsticio de invierno. Desde el solsticio de verano hasta el solsticio de invierno, los días se vuelven más cortos y fríos. Y, desde la perspectiva del hemisferio norte, el sol parece moverse hacia el sur y se hace más pequeño y más escaso. 

El acortamiento de los días y la caducidad de las cosechas al acercarse el solsticio de invierno simbolizan el proceso de muerte para los antiguos. Era la muerte del Sol. Y para el 22 de diciembre, la desaparición del sol se realizaba por completo, ya que el Sol se mueve hacia el sur continuamente, durante seis meses llegando a su punto más bajo en el cielo. Aquí ocurre una cosa curiosa: el Sol deja de moverse hacia el sur al menos perceptiblemente durante tres días. Y durante esta pausa de tres días el Sol reside en las cercanías de la Cruz del Sur o Constelación Crux. Y después de este tiempo, el 25 de diciembre, el Sol se mueve un grado, esta vez al Norte presagiando días más largos de calor y la primavera. 

Y así se dijo: “El sol murió en la cruz y estuvo muerto durante tres días, solo para resucitar o nacer de nuevo.

Tras este estudio y descubrimiento he entendido que esta fecha es sinónimo de Nacimiento y que, por lo tanto, es la ocasión perfecta para hacer que nazca algo en uno mismo. Tal vez ya sea el momento de conseguir aquello que llevas persiguiendo tanto tiempo. Sé que ya es un poco tarde para ello pero, ¿Por qué no te lo planteas para el siguiente año, ahora que sabes el significado? Te leo en comentarios.

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 comentarios

Elsa es nombre de MUJER

Una novela que te sacará más de una lágrima y que está llamada a convertirse en la biblia del reconocimiento interior para todas aquellas personas que conocen las particularidades de la baja autoestima.

Cómpralo en Amazon

Instagram

Error validating access token: The session has been invalidated because the user changed their password or Facebook has changed the session for security reasons.