2 de Junio de 2021

2 de Junio de 2021

Introducción

Cuidado con lo que deseas, a veces se cumple.

Necesito contarlo y ¿a quién mejor que a ti? He tenido una experiencia muy bonita.

El día 2 fue un día mágico. 

Fui a la Alhambra con una amiga. Aunque vivo en Granada, no voy a visitarla tanto como me gustaría. Llevaba muchos años sin ir. Suele ocurrir. No vas al lugar solo porque vives ahí y puedes ir cuando quieras…¡Pero no vas! 

Así funciona la mente humana. No valora lo que tiene. O, aunque lo haga, no le presta la atención que debería. Solo porque “está ahí y puede ir cuando quiera”. ¡Qué paradoja! 

Y ahora viene mi justificación. Aunque es cierto que no he ido a la Alhambra, sí que cada vez que tengo ocasión, voy a los miradores que hay cerca y la observo desde fuera, a lo lejos. Le hago fotos, la admiro… Hace un par de semanas fui y paseé por sus alrededores. Sin embargo no entré. Estuve en la Puerta del Vino, me asomé a ver sus espléndidas vistas de la ciudad, el Albaicín y el Sacromonte, pero no accedí. “A ver cuándo venimos un día. Es gratis para los granadinos, tenemos que pillar las entradas”. Y no hemos ido. El cerebro humano haciendo de las suyas: es experto en posponer. 

Por suerte, Fátima me propuso ir, me encantó la idea y acepté casi de inmediato, aunque a ella se lo comuniqué un poco más tarde que “de inmediato”.

Me comentó que ya la había visto, pero necesitaba verla con los ojos de ahora. ¡Genial! Porque me ocurre justo lo mismo: obvio que la vi hace tiempo, sí la vi, pero necesito verla con los ojos de ahora, sobre todo con la idea que tengo en la cabeza: en mi próxima novela ocurren cosas en la Alhambra. ¿Cómo no?

¡Me voy a la Alhambra! Después de #nosecuantosaños, de nuevo me veo allí. El solo hecho de caminar hasta el monumento (desde el coche), ya implica magia. El lugar derrocha tal sensación, que es imposible que a alguien no le guste pasear por la zona. La emoción que yo sentía era como si me estuvieran dando un abrazo. Justo eso.

Aunque la verdadera magia surgió después, cuando por fin estábamos juntas. Apareció Fátima ante mis ojos y la magia comenzó a desatarse. No sé qué tiene esa mujer, pero me encanta estar con ella, me hace sentir muy agusto. Hacía mucho tiempo (y muchas personas) que no me sentía así con alguien (esa muchacha emana energía de la buena). 

Al principio las dos (o al menos yo) estábamos un poco cortadas. Pero con Fátima es imposible permanecer en ese estado. Posee un imán que te hace acercarte a ella y abrirte. Ser tú. No sé si se trata de un imán, pero tiene algo. Esa chica posee magia, te lo digo yo. 

El día acompañaba, ya que hacía una temperatura muy agradable y no había mucha gente. Ella decía que la luz era peculiar, el sol estaba muy brillante y la luz que emitía era especial. ¡Ja! ¿Alguna duda? 

Por supuesto, vino acompañada. Se trajo con ella su primera novela “Y luego está Ramona” la cual yo le había pedido para que me la firmara. Y… ¡Me la regaló! Con su autógrafo correspondiente, of course! 

La puedes encontrar aquí >> 

La locura vino cuando llegamos al exterior. Quien ha visitado la Alhambra, sabe de la maravilla de jardines que posee. Nos olvidamos de la arquitectura y nos pusimos a fotografiar las flores. Es un verdadero placer compartir locura, también, por las fotos florales. 

El resto del día fue un ir y venir de emociones, compartimos pensamientos, ideas, inquietudes… Como siempre, me dio los mejores aportes. Si tuviera que explicar en letras la magia que surgió, la complicidad, lo bien que lo pasé con ella y cómo me hizo sentir, no lograría hacerlo. 

Yo necesitaba tomarme un día libre para mí y desconectar de mi día a día. Fátima necesitaba viajar y pasear. Ambas necesitábamos ese descanso que el universo nos proporcionó.  Así que lo juntamos y la magia rebosaba a borbotones. Me dio mucha pena que nuestro día terminase, pero, ella tenía que hacer unos cuantos kilómetros hasta llegar a su casa. 

Por suerte, fue el primero de muchos días juntas.

Gracias, Fátima. Sé que me quedo corta a la hora de agradecerte, pero… es que esto, ¿cómo se agradece?

Y gracias a ti por leerme y acompañarme de la manera en que lo haces, de verdad GRACIAS.

Te dejo algunas fotos que lo verifican

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

8 comentarios

Instagram

Despierta la llama de tu corazón

“Solo entendiendo a la mente serás capaz de despertar esas pasiones que tienes dormidas y que aún no despiertan”