Diez verbos esenciales

Diez verbos esenciales

Imagen de Susanne Jutzeler, suju-foto en Pixabay
Introducción

Vivir es lo más estupendo que tiene la vida

¿Qué es necesario para vivir plenamente? No olvidar lo importante es esencial para transitar profundamente y sin miedo el emocionante paseo que comenzamos a partir de nuestro nacimiento.

Una pregunta muy frecuente y un poco difícil de responder: ¿qué te llevarías en la maleta si hicieras el viaje de tu vida? Un viaje sólo de ida. Venimos al mundo igual que nos vamos: desnudos y con las manos vacías. La vida, el mejor y más fascinante viaje que vamos a vivir. Vivir…  un gran verbo con una acepción muy difícil de explicar. Existen muchísimas formas de vivir. Aunque todos tenemos la misma finalidad: vivir para morir y morir como hemos vivido. 

A continuación te ofrezco una lista con diez verbos que no deberías olvidar bajo ningún concepto.

  • Respirar. Es lo primero que hacemos nada más nacer. Aunque es algo de lo que nos solemos olvidar fácilmente – pues es algo muy natural – a no ser que nos estemos ahogando, no solemos darle importancia. Aunque es la diferencia entre la vida y la muerte. Respirar conscientemente es vivir plena y conscientemente, prestar atención a cada momento. Pues el día que no respiremos será el fin de nuestro paseo. Respirar no consiste sólo en coger y soltar aire, sino moldear lo abstracto y transformarlo en algo concreto y evidente. 
  • Recibir. Digamos que por “gracia divina” tenemos el mundo a nuestra entera disposición. Tenemos dos manos para recibir. Desde nuestro nacimiento recibimos, sin pedirlo, muchos cuidados. Somos honrados por el universo con diferentes paisajes, colores, formas, olores… Quizá ni lo merezcamos, pero no lo agradecemos, ¿por falta de tiempo para observar y disfrutarlo? Al contrario, nos quejamos. Recibir es parte de la generosidad, es proporcionar al otro la oportunidad de dar. Se supone que dar es sinónimo de generosidad aunque en realidad lo que proporciona es un sentimiento de bienestar, sin embargo recibir puede resultar humildad, ¿ Hemos sentido muchas veces el suficiente valor para pedir?
  • Dar. Es un placer poder obsequiar pues significa tener. No importa el qué, no importa el cuánto, lo importante es dar. Implica generosidad. Al igual que recibir es un acto de generosidad, dar es un placer. Podemos dar desinteresadamente al igual que podemos esperar recibir algo, pero este dar y recibir se debería mantener en equilibrio. No se puede dar sin recibir, no se puede recibir sin dar. Es la delicada armonía del yin y el yang.
  • Soltar. Hay un dicho budista que dice algo así: “Quien suelta el cuchillo que mata se convertirá en buda”. ¿Qué quiere decir este dicho? Pues muy sencillo: representa lo importante que es soltar, deshacerse de los apegos. La vida es un viaje, un paseo, pero sólo tiene una dirección y podemos llegar al final como queramos, pues hay muchas maneras de hacerlo. Imagínate llevar a cuestas una gran mochila cargada con preocupaciones, sin querer tener la oportunidad de disfrutar de la vida, de vivir el presente y disfrutarlo. Hay muchas experiencias que son desagradables, que nos marcan. Pero debemos concienciarnos de que se deben quedar en cicatrices, con lo que no deben afectarnos ni molestarnos. Debemos soltar todo. Hay que ser muy valiente, ser conscientes y tomar esa firme decisión, la decisión de soltarlo todo. Hay que tomar impulso y saltar muy alto para llegar al otro lado del abismo.
  • Respetar. Es una conducta tranquila y sincera y va de la mano de la aceptación. El respeto se gana, y para ello debemos aceptar totalmente al otro con lo que debemos ser comprensivos. Cuando nos hallamos frente al inmenso océano o una gran montaña sentimos respeto. Cuando vemos los preciosos  y diferentes colores de la vegetación, las increíbles formaciones geológicas, todo de cuanto estamos rodeados nos damos cuenta de que en comparación con todo eso no somos más que una microscópica mota de polvo, y aún así nos empeñamos en cambiar todo lo que está a nuestro alrededor, en un mundo en el que estamos de paso y el cual compartimos con gente de4 distintas características. El mundo es precioso por su variedad y diversidad, así que lo menos que podemos hacer es respetar y aceptar.
  • Aceptar. En el transcurso de nuestra vida hay algo que realmente nos cuesta mucho trabajo y a veces no logramos superar: aceptar. Conlleva un reflexivo y sensato entendimiento. En el momento en que alguien acepta su situación y sus limitaciones está preparado para cambiar la realidad. Según el budismo lo primero es “darse cuenta”. Porque si se niega lo que uno es se genera malestar y es muy complicado avanzar. Darse cuenta es tener la mente abierta igual que si fuera un paracaídas, cuanto más se abre funciona mejor y más seguro.
  • Sentir. El corazón es el rey de los sentimientos, todas las emociones se originan en él, y por eso hay muchas expresiones asociadas a él. El corazón está compuesto sólo de amor lo que pasa es que aveces nos confundimos porque no sabemos dirigir nuestros sentimientos, por eso aparecen la oscuridad y la oposición. Pero hay que tener en cuenta que sólo son sentimientos mal dirigidos y muy mal expresados, en realidad todos queremos sentirnos queridos. 
  • Atreverse.  Es lo que nos impulsa hacia adelante. Es realmente estupendo atreverse. La sociedad no se encontraría donde hoy está de no ser por atrevernos. El atrevimiento nos incita a movernos y no quedarnos quietos para así poder explorar y avanzar. 
  • Reír. Diversos estudios dicen que la risa tiene multitud de beneficios. Entran en funcionamiento varios músculos del cuerpo. Produce una gran sensación de bienestar, euforia y relaja. La risa nace en el corazón. Reír es abrirlo y llenarlo de alegría, a fin de cuentas y según los médicos reír es bueno para el corazón. La risa lo oxigena y le ayuda a seguir manteniendo el fuego de la vida.
  • Amar. ¿Alguien se atreve a describir el sentimiento del amor? Es complicado ¿verdad? Yo lo único que sé es que nuestra vida empezó con un atrevimiento de dos personas que se amaban y respetaban, que empezaron una aventura para compartir los sentimientos. 

Vivir es el suceso más interesante y conmovedor que podamos padecer. ¡Vivamos sin miedo, atrevámonos!

“¡Qué pequeñas son mis manos en relación con todo lo que la vida ha querido darme!”

Ramón J. Sénder

Cree en ti y todo será posible

Antes de marcharte tengo que decirte una última cosa: 

Suscríbete y cada vez que haya nuevo contenido, éste llegará a tu bandeja de entrada y así no te perderás nada.

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Elsa es nombre de MUJER

Una novela que te sacará más de una lágrima y que está llamada a convertirse en la biblia del reconocimiento interior para todas aquellas personas que conocen las particularidades de la baja autoestima.

Cómpralo en Amazon

Instagram